Pan de centeno con semillasEl pan de centeno o “Roggenbrot” es un pan típico alemán elaborado a partir de harina de centeno y se caracteriza por tener una miga mucho más oscura y robusta que el pan clásico de harina de trigo.

Aunque hoy en día, lo venden en muchos supermercados, sigue siendo muy difícil conseguirlo en muchas partes del mundo, por lo que hemos comenzado a elaborarlo en casa.

Como todos saben, parte de nuestra familia es alemana y no queremos privarnos del placer de comer un buen pan tradicional alemán que nos recuerde nuestra cuna.

Los preparativos de este pan hay que iniciarlos el día anterior, sin embargo, el hacerlo no es nada complicado y los resultados son excelentes. Eso si, sigue exactamente nuestras instrucciones y tendrás éxito ya la primera vez que lo hagas.

Para la elaboración de pan con harina de centeno es obligatorio y necesario el uso de masa madre natural para que la masa pueda ser panificable. De otra manera, el pan quedará con hueco y apelmazado o grumoso. Si no quieres elaborar la masa madre en casa, hoy en día se consigue para comprar ya lista en áreas especializadas de muchos supermercados y en tiendas especializadas en artículos de panadería.

¡No existe nada más sabroso que el olor a pan recién horneado!


Publicidad:




5 días | 1 pan de aprox. 1.100 kg.

El día anterior al horneado vamos a preparar estas 2 mezclas:

1.- MASA MADRE NATURAL:
  • 200 gr. harina de centeno
  • 200 ml. agua templada
  • 20 gr. de la masa madre natural elaboramos anteriormente

En un recipiente mezcla todos estos ingredientes y dejas reposar a temperatura ambiente (preferiblemente entre 25ºC y 30ºC) (77ºF y 86ºF) y tapado con film plástico de cocina por 16 horas.

2.- POOLISH:
  • 265 gr. harina de trigo panificable
  • 250 ml. de agua templada
  • 3 gr. levadura fresca de panadería o 1 gr. de levadura instantánea de panadería

En otro recipiente, mezcla todos estos ingredientes y dejas reposar a temperatura ambiente (preferiblemente entre 25ºC y 30ºC) (77ºF y 86ºF) y tapado con film plástico de cocina por 16 horas.


DÍA DEL HORNEADO:
MASA PARA LA ELABORACIÓN DEL PAN:
  • las dos mezclas preparadas el día anterior (masa madre natural y el poolish)
  • 200 gr. harina de centeno
  • 7 gr. levadura fresca de panadería o 2,5 gr. de levadura instantánea de panadería
  • 15 gr. de sal
  • 50 gr. de semillas de girasol
  • 20 gr. de semillas de linaza
ADEMÁS VAMOS A NECESITAR:
  • molde de metal rectangular de 26 cm. x 11 cm.
  • 1 recipiente para hornos con 200 a 300 ml. de agua para formar vapor al hornear el pan
  • film plástico de cocina

Tablas de ingredientes tazas a gramos.


ELABORACIÓN:

Con la ayuda de una amasadora eléctrica para pan, mezcla todos los ingredientes y amasa durante 6 minutos para que todos los componentes se mezclen bien.

Deja reposar tapado con film plástico de cocina durante 30 minutos.

Luego, sobre una superficie limpia y bien enharinada, sigue amasando con tus manos y si sientes que la masa se pega a la superficie, espolvorea un poco más de harina.

Extiende un poco la masa e introduce las semillas de girasol y las semillas de linaza, y sigue amasando hasta que las tengas bien distribuidas.

Coloca la masa en el molde engrasado con un poquito de aceite y la dejas reposar nuevamente a temperatura ambiente y tapada con film plástico de cocina hasta que veas que el pan casi ha doblado su volumen. Según la temperatura ambiente, esto puede tardar de 1 a 2 horas.

Precalienta el horno a 250ºC/482ºF (arriba y abajo).

Coloca en la base del horno un molde con 200 a 300 ml. de agua. Esto ayudará a que haya suficiente humedad dentro del horno y el pan se expanda.

Pincela el pan con agua y hazle unos cortes con la ayuda de una tijera o de un cuchillo bien afilado. El pan se abrirá por estos cortes.

Lleva el pan al horno, lo colocas en la rejilla del medio y horneas durante 15 minutos a 250ºC/482ºF hasta que obtengas el color deseado en la superficie y luego bajas la temperatura a 180ºC/356ºF para seguir horneando durante los 45 minutos restantes.

Pasado el tiempo, saca el pan del horno, desmolda inmediatamente y dejas que se enfríe completamente sobre una rejilla.

NUESTROS CONSEJOS:
– Para que este pan esté siempre fresco, luego de que se haya enfriado completamente, córtalo en rebanadas a tu gusto, lo metes en una bolsa plástica apta para alimentos y lo llevas al congelador. Cada vez que te provoque un pedazo, solo saca lo que necesites, lo descongelas en la tostadora de pan y listo, tendrás el pan como el primer día.
– Hoy en día la masa madre natural se consigue en áreas especializadas de muchos supermercados y en tiendas especializadas en artículos de panadería.

¡Una vez más te deseamos mucho éxito con la receta y hasta la próxima!