Tunjitas o pancitos dulces venezolanosHoy queremos compartir la receta de las tunjitas o pancitos dulces venezolanos con aroma de anís típicos de Venezuela, que también son conocidos en otras regiones como piñitas.

Estas tunjitas o piñitas recién salidas del horno y olorosas a anís, con corteza crujiente y tostadita, con abundante azúcar por encima, son deliciosas y nos traen muchísimos recuerdos de infancia.

Las venden en muchísimas panaderías venezolanas y me imagino que estos pancitos dulces que saben a gloria son marcados por recetas europeas que trajeron los inmigrantes que llegaron a nuestro país después de la guerra, y que con el pasar del tiempo se fueron adaptando a nuestro clima y a nuestras costumbres.

Recuerdo el rico y embelesador olor de las tunjitas, su textura de miga suave, y su corteza crujiente llena de azúcar que al morderlas mis labios quedaban repletos de ese dulce embriagador. Recuerdo mi sonrisa al primer mordisco y mi timidez al sentir mis labios llenos de azúcar que con breves lambiditas lograba echarme al pico cada granito de azúcar. Para mí era un halago absoluto a lo glorioso y delicioso.

¡Vamos a la receta de estas deliciosas tunjitas!


Publicidad:




3 + 30 ‘ horas | 24 pancitos de 60 gr. c/u

INGREDIENTES:
  • 750 gr. de harina de trigo panificable
  • 400 gr. de leche bien fría
  • 7 gr. de sal
  • 15 gr. de levadura instantánea de panadería o 45 gr. de levadura fresca de panadería
  • 190 gr. de azúcar
  • 37 gr. de huevo
  • 45 gr. de mantequilla
  • 10 gr. de esencia o extracto de vainilla o 2 sobres de azúcar vainillado
  • 3 a 4 gr. de semillas de anís (matalaúva o hierba dulce)
  • azúcar para decorar
  • film plástico de cocina
  • 2 bandejas para hornos de aprox. 35 x 26 cm.
  • papel antiadherente para hornos

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

Tabla de calorías.


Tunjitas o pancitos dulces venezolanosPREPARACIÓN:

En un recipiente mezcla la leche, la levadura, el huevo, el azúcar y la vainilla. Revuelve hasta que el azúcar se disuelva. Deja reposar hasta que veas que la levadura se activa formando espuma.

Depende del tamaño del huevo que utilices, te puede sobrar un poco. Guarda lo que te quede para pincelar los panes antes del horneado.

Coloca la harina en un recipiente grande, agregas la mezcla líquida a la harina y mezclas con una espátula o una cuchara hasta que la harina absorba el líquido.

Añade la mantequilla y la sal.

Amasa con una amasadora eléctrica por alrededor de 10 minutos o si quieres hacerlo a mano, vierte la masa sobre la encimera de la cocina y amasas por aprox. 14 minutos. Amasa hasta que la masa no se pegue más a la superficie, quede lisa, suave y brillante. Puedes hacer la prueba de la ventana, estirando un pedacito de la masa con las dos manos hasta que te quede una película fina y traslúcida. Si se rasga fácilmente, sigue amasando.


Cuando hayas terminado de amasar, incorpora las semillas de anís y amasas hasta que queden bien distribuidas por toda la masa.

Deja reposar la masa en un recipiente tapado con film plástico de cocina por aprox. una hora y media. A una temperatura de aprox. 25ºC / 77ºF, la masa deberá haber duplicado su volumen. Si por el contrario, la temperatura es menor, tardará un poco más de tiempo.

Coloca la masa sobre la encimera de la cocina y la divides en porciones de aprox. 60 gr. lo que te darán unos 24 bollitos. Es importante que mantengas siempre la masa tapada para que no se seque.

Ahora procedemos a formar los pancitos como te enseñamos en el video.


Aplasta cuidadosamente cada porción de masa y vas doblando los bordes hacia el centro hasta que formes con cada porción una bolita.

Cuando termines con el primer formado con todas las bolitas, procedes a bolear cada bolita de masa. Comienza por la que formaste primero. Coloca cada bolita sobre la encimera de la cocina y con la mano hueca haces movimientos circulares empujando la masa de manera que tenses la masa. Las bolitas te quedarán brillantes y tensas, y por debajo te quedará una especie de remolino.


Tunjitas o pancitos dulces venezolanos - FermentandoColoca las bolitas en los moldes previamente cubiertos con papel antiadherente para hornos o también los puedes engrasar. Cuida de colocarlas con el remolino hacia abajo y separadas para que tengan suficiente espacio cuando crezcan.

Deja fermentar tapados por 1 hora o hasta que dupliquen su tamaño. Si la temperatura ambiente es menor a 25ºF / 77ºF tardará un poquito más.

Precalienta el horno a a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Nosotros preferimos hornear en dos tandas.

Generalmente las tunjitas llevan corte en cruz, sin embargo, nosotros preferimos hornearlas sin corte alguno para que al subir con el calor queden redonditas y bien crujientes en la superficie. Ahora si tu prefieres hacerle el corte en cruz, hazlo con un cuchillo bien afilado o con una hojilla.

Justo antes de hornear, pincela los pancitos con el huevo que te sobró y lo rindes con unas cucharadas de leche. Luego, esparces abundante azúcar por encima de cada bollo.

Lleva los pancitos al horno, los colocas en la rejilla del medio y horneas por aprox. 18 minutos o hasta que queden bien dorados. Si horneas en dos tandas, cuando saques la primera bandeja, introduces la siguiente inmediatamente.

Saca las tunjitas del horno y las colocas sobre una rejilla para que enfríen.

¡Listo! A merendar con unas sabrosísimas tunjitas recién horneadas.

Nuestros consejos:
– Si la levadura no se activa es que está vieja y debes comprar nueva.
– Estas tunjitas las puedes congelar en bolsas una vez que estén bien frías. Te durarán en perfectas condiciones hasta 6 meses.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly