Pan de espelta integral con levadura

Pan de espelta integral con levadura


12 a 24 horas para para el escaldado y el soaker + 3 horas el día del horneado
2 panes de aprox. 650 gr. c/u.


La harina de espelta se está haciendo cada vez más popular en el mundo y se está consiguiendo en muchos supermercados.

Muchos de nuestros seguidores nos reportan que la harina de trigo les está presentando intolerancias y con la espelta esto no les pasa. Nosotros somos muy fan de ésta harina y nos encanta.

Con esta fórmula logramos un pan con harina de espelta 100% integral ligero, contundente y con muchísimo sabor. Además aprovechamos los beneficios saludables de las semillas que, al tostarlas, le aportan muchísimo sabor.

Este pan lleva un escaldado que vamos a preparar una noche antes. Esto le aportará al pan humedad y digeribilidad, ya que aprovechamos las encimas presentes en la harina integral. Además nos garantiza que el pan esté fresco por mucho más tiempo.

¡Este pan es ESPELTA-cular!



INGREDIENTES:

ESCALDADO:

  • 300 gr. de harina de espelta integral
  • 300 gr. de agua hirviendo

Mezclamos la harina de espelta integral con el agua hirviendo hasta obtener una masa homogénea y sin grumos. Dejamos reposar tapado hasta que enfríe y luego lo metemos por 12 a 24 horas en la nevera.


SOAKER (REMOJO):

  • 120 gr. de mezcla de semillas tostadas
  • 240 gr. de agua a temperatura ambiente
  • 15 gr. de sal

Tostamos las semillas en una sartén sin nada de grasa. Debemos estar pendientes, ya que se pueden quemar con facilidad. Esto le va a aportar mucho sabor y textura al pan.

Disolvemos la sal en el agua. Introducimos las semillas y removemos. Dejamos reposar tapado hasta que enfríe y luego llevamos por 12 a 24 horas a la nevera.


MASA FINAL:

  • el escaldado total del día anterior
  • el soaker (remojo) total del día anterior
  • 180 gr. de agua. Utilizaremos el agua de las semillas pasada por un colador. Si hace falta añadimos más agua.
  • 300 gr. de harina de espelta integral
  • 20 gr. de levadura fresca de panadería (o 7 gr. de levadura instantánea de panadería)

ADEMÁS VAMOS A NECESITAR:

  • film plástico de cocina
  • aceite
  • 1 servilleta de lino o algodón
  • 1 molde con agua para producir vapor en el horno durante el horneado
  • 2 moldes rectangulares de 24 x 11 x 7 cm.

Tabla de equivalencias tazas a gramos y viceversa.

15 utensilios para hacer pan en casa.


Pan de espelta integral con levadura


PREPARACIÓN:

Colamos el agua de las semillas y verificamos que tengamos la cantidad que necesitamos. Reservamos las semillas aparte.

Colocamos el agua en un recipiente grande, añadimos la levadura y mezclamos bien hasta disolver.

Incorporamos el escaldado y, con la ayuda de un batidor de mano, disolvemos hasta que no tengamos grumos.

Añadimos la harina de espelta integral y nos ayudamos con una rasqueta para ir mezclando suavemente. Cuando tengamos la masa mezclada, tapamos y dejamos en autolisis por 10 a 15 minutos.

Volcamos la masa sobre la encimera de la cocina y amasamos con la técnica de masa compacta y sólida. Como vemos en el video, al principio rasgamos un poco la masa para que ésta oxigene.

Formamos una bola con la masa y con la ayuda de un cuchillo bien afilado cortamos una cruz en la superficie de la masa. Estiramos las 4 esquinas hacia afuera, abrimos y formamos un rectángulo.

Colocamos las semillas sobre la masa y las integramos. Deben quedar bien distribuidas en la masa.

Untamos un recipiente con un poquito de aceite. Esto evitará que la masa se quede pegada. Colocamos la masa adentro, tapamos con film plástico de cocina y dejamos fermentar por 1 hora a una temperatura de 26ºC / 79ºF. El tiempo dependerá de la temperatura que tengas en casa. Mientras más cálido el ambiente menos tiempo necesitarás y si está más frío necesitarás un poco más de tiempo de fermentación.


Pasado el tiempo, volcamos la masa sobre la encimera de la cocina ligeramente enharinada.

Dividimos la masa en 4 porciones del mismo peso.

Boleamos cada porción como te enseñamos en el video. Con la ayuda de un colador, esparcimos un poquito de harina sobre la masa. Dejamos fermentar tapada con un paño de cocina o una servilleta de tela limpia por 20 a 30 minutos a una temperatura de 26ºC / 79ºF.


Precalentamos el horno a 210ºC / 410ºF (arriba y abajo) junto con la bandeja con 250 gr. de agua que vamos a utilizar para producir vapor durante el horneado con suficiente tiempo de antelación para que cuando la masa esté a punto la podamos introducir inmediatamente en el horno y la masa no se sobrefermente. Nuestro horno tarda aprox. 30 minutos en llegar a ésta temperatura.

Untamos los moldes con aceite. Lo justo para que no se peguen los panes. Nos ayudamos con un pincel. Si quieres puedes espolvorear adicionalmente los moldes con harina. Nosotros no lo hicimos, ya que nuestros moldes están recubiertos de teflón.

Introducimos dos bolas de masa en cada molde. Cuida de que el doblez quede hacia arriba y la parte bonita hacia abajo. Esparcimos un poco de harina en la superficie de los panes.

Llevamos los panes al horno, los colocamos en la rejilla del medio y horneamos por 30 a 35 minutos. El tiempo dependerá de tu horno. Como siempre la temperatura interior de los panes debe ser de 97ºC a 98ºC / 206ºF a 208ºF.

Sacamos los panes del horno, desmoldamos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.


Nuestro consejo:
Estos panes son perfectos para congelarlos en rebanadas y descongelarlos en la tostadora cuando te provoquen.


¡Una vez más te deseamos mucho éxito con la receta y hasta la próxima!

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.